julio 1, 2022
Comercio Cryptocurrency DeFi Fondo de criptomonedas Noticias Regulación de las criptomonedas Stablecoin

El Tesoro británico abandona los planes KYC sobre los criptofondos

El Tesoro del Reino Unido ya no exigirá el cumplimiento de una política KYC para que las partes completen su transacción de criptofondos. Según el Tesoro, tiene poco o ningún sentido aplicar una política KYC para los monederos privados o no alojados.

El Tesoro publicó un nuevo informe sobre el asunto, diciendo que «las autoridades no están convencidas de que haya un mayor riesgo en las transacciones de carteras de criptomonedas no alojadas. La mayoría de los propietarios de activos digitales los mantienen en carteras no alojadas con fines genuinos y por diversas razones.»

Además, afirma que «la personalización y las ventajas de seguridad son las dos razones principales por las que eligen los monederos no alojados. El almacenamiento en frío del monedero es una ventaja de seguridad que ofrecen muchos monederos no alojados. Además, no tenemos pruebas de que las carteras no alojadas sean el motivo por el que los usuarios tienen criptoactivos con fines ilegales.»

El Tesoro da un giro de 180 grados tras discutir con los principales actores del sector

La decisión del Tesoro es la consecuencia de un debate que mantuvo con los principales actores del sector de las criptomonedas sobre una actualización de su política contra el blanqueo de capitales. Empresas de criptomonedas, académicos, agencias gubernamentales y reguladores mantuvieron un debate especial sobre las nuevas actualizaciones que el Reino Unido puede introducir en su política contra el blanqueo de capitales.

Una propuesta de actualización anterior consistía en que las bolsas de criptomonedas y las instituciones financieras obtuvieran y guardaran detalles de cada transacción financiera internacional. Sin embargo, los participantes en la reunión coincidieron en que esta política sería poco práctica y muy restrictiva. Según los participantes, esta política tendría desventajas a corto y largo plazo.

Sin embargo, algunos de ellos señalaron que los beneficios podrían ser mayores que las consecuencias. Los beneficios de tener un sector de las criptomonedas bien regulado podrían compensar la protesta pública por una política obligatoria de KYC. Por ello, el Tesoro del Reino Unido admitió que la norma KYC propuesta tendría consecuencias nefastas para el sector.

Sin embargo, también admitió que la decisión sería para el bien del sector. Así, el Tesoro ha relajado la norma de un umbral de minimis para las transacciones fiduciarias y de criptomonedas. Además, sólo exigirá los detalles de las transacciones de los monederos no alojados cuando considere que dichas transacciones son sensibles al riesgo.

Regulación de las transacciones en carteras no alojadas

Además del Reino Unido, otras autoridades también pretenden controlar las transacciones en carteras no alojadas. Muchas de ellas han publicado sus directrices al respecto.

Recientemente, el Parlamento de la UE votó sobre el asunto. Aprobó una modificación de la política relativa a los monederos no alojados. Tras la votación, los criptoparticipantes criticaron la enmienda alegando problemas de privacidad.

Coinbase es uno de los principales críticos de la enmienda. La popular bolsa señaló que la política de la UE llevaría a un análisis exhaustivo de todas las transacciones en las bolsas de criptomonedas. Además, limitaría la innovación y reduciría las ventajas de seguridad de las que disfrutan los usuarios al utilizar carteras autoalojadas.

Las nuevas reglas y el sector DeFi

El sector DeFi es el que más va a notar el efecto de la nueva política sobre los monederos no alojados. Las autoridades llevan un tiempo centrándose en el sector DeFi. Las autoridades quieren entender la naturaleza de su descentralización. Además, quieren conocer el nivel de riesgos financieros que conlleva.

El FMI ha alegado que el sector DeFi es una amenaza para la estabilidad financiera de cualquier nación. Además, sugirió que debería haber una nueva política de regulación para los emisores de stablecoin. Según el FMI, no es fácil regular las entidades descentralizadas. Añade que las autoridades ejercen un control sobre los intercambios centralizados.